Modalidades y clases de pensiones

Dos modalidades: contributivas y no contributivas y diferentes clases


Pensiones contributivas

  • Son prestaciones económicas y de duración indefinida, aunque no siempre, cuya concesión está generalmente supeditada a una previa relación jurídica con la Seguridad Social (acreditar un período mínimo de cotización en determinados casos, 15 años para la jubilación), siempre que se cumplan los demás requisitos exigidos.

  • Su cuantía se determina en función de las aportaciones efectuadas por el trabajador y el empresario, si se trata de trabajadores por cuenta ajena, durante el período considerado a efectos de la base reguladora de la pensión de que se trate.

  • Dentro del Régimen General y de los Regímenes Especiales de la Seguridad Social, con las salvedades que, en cada caso y para cada modalidad, se indican en el respectivo régimen especial, se incluyen las siguientes clases:

    • Jubilación: jubilación ordinaria, anticipada (por tener la condición de mutualista, sin tener la condición de mutualista, derivada del cese no voluntario en el trabajo, por voluntad del trabajador, por reducción de la edad mínima debido a la realización de actividades penosas, tóxicas e insalubres, de trabajadores con discapacidad), parcial, flexible y especial a los 64 años.

    • Incapacidad permanente: total, absoluta y gran invalidez.

    • Fallecimiento: viudedad, orfandad y en favor de familiares.

  • Dentro de la acción protectora del Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI), se incluyen las pensiones de:

    • Vejez

    • Invalidez

    • Viudedad

Photo by J W on Unsplash

Pensiones no contributivas

Son prestaciones económicas que se reconocen a aquellos ciudadanos que, encontrándose en situación de necesidad protegible, carezcan de recursos suficientes para su subsistencia en los términos legalmente establecidos.

Incluso cuando no hayan cotizado nunca o el tiempo suficiente para alcanzar las prestaciones del nivel contributivo.

Dentro de esta modalidad, se encuentran las pensiones siguientes:

La gestión de estas pensiones no contributivas está atribuida a los órganos competentes de cada Comunidad Autónoma y a las Direcciones provinciales del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) en las ciudades de Ceuta y Melilla.