La fiscalidad de las aportaciones y del rescate de Planes de Pensiones

Aclarando las dudas que puedan surgir en el ámbito fiscal respecto a las aportaciones y el rescate de los Planes de Pensiones.


Con esta entrada pretendemos aclarar las posibles dudas respecto a la fiscalidad de las aportaciones a un Plan de Pensiones y, en particular, a su rescate.

  • Las aportaciones

Respecto a las aportaciones, actualmente reducen la base imponible general del IRPF del aportante, es decir, disminuyen la tributación en este impuesto.

Desde enero de 2015 el límite fiscal máximo a desgravar del conjunto de aportaciones anuales máximas está sujeto a 8.000 €/año o al 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas (la menor de las dos).

 

  • El rescate

Si lo que queremos es rescatar el Plan de Pensiones, la renta derivada del rescate tiene la naturaleza de renta del trabajo por la que hay que tributar en el ejercicio/s en el que se recibe.

Tal rescate se puede realizar cuando se da uno de los eventos o contingencias expresamente contempladas en el documento de constitución del plan, siendo el más común el relativo a la jubilación.

Existen tres maneras alternativas de realizar el rescate: en forma de renta (temporal o vitalicia), de capital (los fondos se recuperan de manera conjunta) o mixta (parte en forma de renta y otra en forma de capital).

Existe, además, una reducción del 40% aplicable únicamente en la forma de rescate de capital y mixta (sólo por la parte de capital) bajo los siguientes escenarios:

1. Jubilación hasta el 31/12/2006: se puede aplicar una reducción del 40% a la totalidad de la renta percibida en forma de capital, siempre que hubieran trascurrido más de dos años desde la primera aportación hasta el momento de la jubilación (requisito que se cumple en la mayoría de los casos)

2. Jubilación posterior al 31/12/2006: se puede aplicar la reducción del 40% a la parte correspondiente a las aportaciones realizadas hasta el 31/12/2006 y también si se cumple el requisito consistente en que hayan trascurrido más de 2 años desde la primera aportación hasta el momento de la jubilación.

Photo by Cristian Newman on Unsplash

En los dos casos anteriores, desde el 01/01/2015 se ha establecido un régimen transitorio que exige el cumplimiento de otro requisito adicional:

  • Si la jubilación tuvo lugar en el año 2010 o antes, la reducción del 40% sólo será aplicable a la prestación obtenida en forma de capital hasta el 31/12/2018.

  • Si la jubilación tuvo lugar entre 2011 y 2014 (ambos incluidos), la reducción del 40% sólo será aplicable a la prestación obtenida en forma de capital que se obtenga hasta la finalización del octavo ejercicio siguiente al año en el que se produjo la jubilación.

Un ejemplo, si una persona se jubila el 01/01/2012, la fecha tope para realizar el rescate, en forma de capital, y aplicando la reducción del 40% es el 31/12/2020.

Con anterioridad a dicha fecha podrá haber efectuado retiradas parciales, en forma de renta, que no tienen derecho a la reducción.

  • Si la jubilación tiene lugar a partir del 01/01/2015, la reducción del 40% sólo será aplicable a la prestación obtenida en forma de capital que se obtenga hasta la finalización del segundo ejercicio siguiente al año en el que se produjo la jubilación.