Jubilación anticipada

La edad media de jubilación en España está por debajo de la edad legal debido a que las jubilaciones anticipadas son numerosas


La Seguridad Social quiere favorecer que prolonguemos la vida laboral para contribuir a mantener el sistema público de pensiones.

Sin embargo, y pese a las penalizaciones por jubilarse antes de tiempo, las jubilaciones anticipadas son numerosas y la edad media de jubilación en España está por debajo de la edad legal.

Jubilación anticipada por cese no voluntario en el trabajo

Podrán jubilarse anticipadamente por cese no voluntario en el trabajo quienes cumplan los siguientes requisitos:

• Anticipar como máximo cuatro años la jubilación (respecto a la edad que les corresponde).

• Estar inscrito como demandante de empleo (al menos durante los seis meses anteriores).

• Acreditar un período mínimo de cotización efectiva de 33 años, de los que, al menos dos deben estar entre los quince inmediatamente anteriores a la edad legal de jubilación.

• Que el cese en el trabajo se haya producido como consecuencia de una situación de reestructuración empresarial que impida la continuidad de la relación laboral.

La cuantía de la pensión se determina aplicando a la base reguladora (pensión que le correspondería teniendo en cuenta lo que ha cotizado el trabajador), el porcentaje general que corresponda en función de los años cotizados (entre el 50 y el 100% según el número de años) y el coeficiente reductor (depende también del número de años y se aplica por cada trimestre que se adelante la pensión respecto de la edad legal).

Una vez aplicados los referidos coeficientes reductores, el importe resultante de la pensión no podrá ser superior a la cuantía que resulte de reducir el tope máximo de pensión (36.031 euros en 2017) en un 0,50% por cada trimestre o fracción de trimestre de anticipación.

El coeficiente del 0,50%, al que se hace referencia el apartado anterior, no será de aplicación en los algunos supuestos.

 

Jubilación anticipada por voluntad del trabajador

En el caso de jubilación anticipada por voluntad del trabajador, los requisitos son:

• Anticipar como máximo dos años la edad legal de jubilación.

• Acreditar un período mínimo de cotización efectiva de 35 años, de los cuales, al menos 2 años, deben estar comprendidos entre los 15 inmediatamente anteriores al momento de causar el derecho.

• El importe de la pensión a percibir ha de resultar superior a la cuantía de la pensión mínima que le correspondería a los 65 años de edad.

Al igual que en el caso de la jubilación derivada del cese no voluntario, la cuantía de la pensión se determina aplicando a la base reguladora el porcentaje general que corresponda (en función de los años cotizados) y el coeficiente reductor (que es superior en este caso).

La edad legal de jubilación se calcula de la misma manera y el importe resultante una vez aplicados los coeficientes no podrá ser superior a la cuantía que resulte de reducir el tope máximo de pensión en un 0,50% por cada trimestre o fracción de trimestre de anticipación.

Es recomendable realizar cálculos que ayuden a determinar la conveniencia de una jubilación anticipada, antes de tomar una decisión.