Invertir en deuda pública

La deuda pública es el dinero que el Estado pide prestado para financiar sus gastos, los de la administración pública y sus inversiones.


¿Qué es el Tesoro Público?

Quien más y quien menos tiene una idea de qué es y qué hace el Tesoro Público, pero de ahí a saber exactamente su cometido media un abismo.

De hecho, su denominación exacta es la de Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional y es un órgano adscrito a la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa del Ministerio de Economía y Empresa.

La principal función del Tesoro Público es vender deuda pública española al mercado. Esta deuda sirve a su vez para financiar los gastos del Estado y la Administración pública.

La rentabilidad del Tesoro Público dependerá del tipo de deuda pública que se coloque y de lo que marque el mercado en la subasta.

 

¿Qué es la deuda pública?

La deuda pública es el dinero que el Estado pide prestado para financiar sus gastos e inversiones.

Dentro de la deuda pública entran también la deuda de ayuntamientos, comunidades autónomas y diputaciones provinciales.

Y es que estos organismos también pueden emitir deuda, aunque no lo harán a través del Tesoro Público necesariamente.

La deuda pública no es tan diferente de la de las emisiones de deuda de las empresas. Al final se trata de un dinero que el Estado pide prestado a inversores y ahorradores.

El funcionamiento básico de la deuda pública es relativamente sencillo.

Al invertir en deuda soberana el Estado se compromete contigo a darte una determinada rentabilidad en una fecha futura representada por el vencimiento.

En este sentido sería similar a un depósito bancario, aunque se trate de productos muy diferentes.

Además, en las emisiones a plazos largos el Estado te pagará periódicamente un cupón en concepto de interés.

Es decir, no tendrás que esperar hasta que venza la deuda para ir cobrando.

 

Tipos de deuda pública

El Tesoro Público trabaja con diferentes tipos de deuda que dependen del plazo de la emisión que puede ser a corto, medio y largo plazo.

Según el título de renta fija del Tesoro:

Letras del Tesoro. Son las emisiones de deuda a corto plazo con vencimientos de 3, 6, 9 y 12 meses. Su rendimiento se paga mediante descuentos y se puede invertir en múltiplos de 1.000 euros.

Bonos del Estado. Es la fórmula para invertir en deuda pública a medio y largo plazo. El vencimiento de los bonos es de 2, 3 y 5 años y durante ese tiempo irás cobrando los cupones con los correspondientes intereses.

Obligaciones del Estado. Están específicamente diseñadas para el largo plazo. Funcionan de forma similar a los bonos sólo que con plazos de vencimiento a 10, 15 y 30 años.

Además de las emisiones de deuda pública, los Estados pueden endeudarse por otras vías, como por ejemplo, a costa de sus proveedores bien retrasando los pagos o dejando de abonar facturas (esto último es más raro).

En teoría el Estado debe pagar a sus proveedores a 30 días pero la realidad es que lo hace a 60 o más.

A esto hay que añadir acuerdos particulares para grandes adjudicaciones con plazos de pago más elevados. Eso sí, en este tipo de deuda estatal no podrás invertir.

Photo by Didier Weemaels on Unsplash

Cómo comprar deuda pública

Existe más de una vía para comprar valores del Tesoro.

Para empezar puedes comprarlas en el mercado primario o adquirirlas en el mercado secundario.

La primera opción pasa por acudir a la subasta pública de las letras, bonos u obligaciones, que es cuando el Estado saca estos valores.

Después podrás adquirir esa misma deuda u otra de diferentes subastas en el mercado secundario. Y es que la renta fija también cotiza, aunque con sus particularidades.

En función de cómo quieras invertir en renta fija estatal la forma de hacerlo también cambia.

 

Invertir en el mercado primario de deuda pública: acudir a la subasta

Puedes participar en una subasta del Tesoro e invertir en deuda pública de dos formas diferentes:

• En cualquier sucursal del Banco de España (BdE) registrando tu petición hasta los 14:00 horas del día anterior a la subasta. En este caso necesitaras abrir una Cuenta Directa. En este enlace puedes consultar las sucursales del BdE.

• Por internet en la página web del Tesoro con tu DNI electrónico o certificado digital.

La inversión mínima en valores del Tesoro Público es de 1.000 euros y cualquier cifra superior debe ser un múltiplo de esa cantidad.

 

Invertir en el mercado secundario de deuda

Después de realizarse la subasta del Tesoro, los valores de deuda pública pasan a negociarse en el mercado secundario.

Si quieres vender un bono a largo plazo porque necesitas liquidez, puedes acudir a este mercado secundario para hacerlo.

También puedes comprar letras, bonos y obligaciones ya emitidas.

Para comprar en el mercado secundario puedes acudir a un intermediario financiero o al Mercado Electrónico de Deuda Pública.