Las Comisiones

Las comisiones totales que te cobran por fondos de inversión, planes de pensiones y productos similares, es una información que se intenta ocultar y esconder dado lo escandalosas que pueden llegar a ser.


Los bancos y entidades financieras que comercializan los Fondos de Inversión o Planes de Pensiones u otro producto cualquiera NO quieren que sepas cuantas comisiones te cobran.

Cuanto menos sepas sobre las comisiones que te están cobrando más tiempo tendrán para exprimirte y sacarte el máximo dinero posible.

Y comisiones hay muchas, demasiadas.

Tipos de comisiones

Las vamos a agrupar en dos bloques.

  1. Comisiones visibles y que suelen venir en las fichas de los productos porque la ley les obliga (a veces se les olvida).

  2. Comisiones invisibles y ocultas de las que nadie se entera porque viven en el limbo financiero.

En el primer bloque tendríamos las comisiones de suscripción, reembolso, gestión, éxito y depósito.

Estas cinco comisiones no se suelen cobrar todas (aunque existen excepciones), son las más fáciles de encontrar.

Es decir, te pueden cobrar por meter dinero (suscripción), sacar dinero (reembolso), mover tu dinero (gestión), cuando el vehículo termina el año en positivo (éxito) y tener custodiado tu dinero y valores (depósito o custodia).

Las comisiones máximas que marcan la ley son 2,25% la de gestión, 0,20% la de depósito y 5% las de suscripción y reembolso.

Comisiones medias de los fondos según Morningstar

En la imagen anterior solo aparecen las de gestión y depósito que son las más habituales (primeras dos columnas).

Si cogemos la renta variable española tenemos que nos cobran de media un 1.71% por gestionar el dinero y un 0.13% por custodiarlo, total =1.84

Cuales son las comisiones invisibles y ocultas que no quieren que sepas que te cobran

Un Fondo de Inversión o un Plan de Pensiones puede cargar otros muchos gastos al fondo.

Por ejemplo dentro de lo que se llama “Servicios exteriores y gastos de explotación” están:

Gastos de mantenimiento

• Servicios de contabilidad y valoración del fondo

• Coste de personas encargadas de la relación con los participes

• Tasas de registro

• Tasas regulatorias

• Honorarios de auditoría

• Pagos a asesores legales y profesionales

• Gastos de envío y publicación de folletos

• Informes trimestrales

• Reglamentos de gestión y memoria anual

• Gastos de marketing y publicidad

• Gastos de brokeraje y liquidación

  • Cambios de divisas

  • Contratación de coberturas

¡Y existen más!

Todos estos gastos se repercuten contra el capital del fondo (el dinero de todos los partícipes) y lo reducen.

Cuando se compran y vende acciones se pagan comisiones y los gestores de un fondo también lo hacen, se llaman gastos de brokeraje.

Y esas comisiones se reducen del valor del fondo.

Se da el caso que el propio banco que comercializa el Fondo de Inversión es el que además le cobra comisiones al propio fondo por vender y comprar acciones.

Eres un banco, montas un Fondo de Inversión, abres un bróker (se encarga de comprar y vender acciones en la bolsa) y haces que el Fondo compre y venda las acciones a través de tu propio bróker.

¿Para quién son todas las comisiones? Te lo puedes imaginar, todo queda en casa. La ley se lo permite con total impunidad.

¿Cuál es la solución?

El lobby financiero es muy poderoso. No te engañes.

Y no hay una forma fácil, directa y cómoda de saber lo que te cobran de comisiones por tus inversiones.

Ya se encargan ellos de que las leyes favorezcan la opacidad y ganas de ocultarte la información.

Lo ideal es que el gestor del fondo o Plan de Pensiones en la ficha del producto ponga el Total Cost (coste total).

El término “Total cost” se refiere a la suma de los costes de gestión, más los costes derivados de las transacciones y otros costes cargados al fondo en los que se ha incurrido durante el año.

Pero la verdad es que muy pocas veces viene ese dato en la ficha del producto.

Pero hay una forma de hacerlo, aunque no es cómoda, tenemos que mirar dos variables para tener una idea exacta de las comisiones del fondo.

Estas dos variables son el TER (total expense ratio) y el turnover (porcentaje de rotación de la cartera).

Los bancos #nosontusamigos